jueves, 21 de enero de 2010

Un Sherlock Holmes, ¿pero cuál?

"Si se elimina lo imposible, lo que queda, por improbable que sea, debe ser la verdad." Hace poco podíamos oir estas palabras de Sir Arthur Conan Doyle (transmitidas a través del más célebre detective de todos los tiempos) en boca del Sr. Spock en Star Trek (2009). No hay duda de que, de llegar la raza humana al siglo XXIII (algo que cada día se nos antoja más difícil), no se habrá olvidado aún a Sherlock Holmes. ¿Pero qué será lo que recuerde la gente sobre él?

Y me pregunto esto porque muchas voces se han alzado contra la nueva producción de Guy Ritchie (Snatch, cerdos y diamantes) poniendo en duda la fidelidad con los célebres personajes, muchas de ellas clamando por no oir las palabras "Elemental, querido Watson". Palabras que, de hecho, nunca han aparecido en las novelas y relatos. Es más, me atrevería a decir que, amén de la adaptación más contemporánea del humor y alguna que otra licencia, nos encontramos con una versión del detective inglés mucho más fiel de lo que puedan pensar los que sólo conocen al Holmes cinematográfico. Pero centrémonos en la película en sí.

Tras su autoplagio anterior con RocknRolla (que aún así era una mejora con respecto a sus proyectos post-boda-con-Madonna), Guy Ritchie vuelve con su estilo videoclipero y sus personales modernismos, pero esta vez dándole prioridad a la historia sobre su sello, y usando estos elementos característicos de forma integrada en la trama, o al menos que no desentona mucho. Así el director inglés deja un poco el ego de lado (aunque no del todo) y se centra en narrarnos la relación entre los dos personajes principales, que se antoja sin duda lo mejor del film.

La química entre Holmes y Watson es increíble, y resulta todo un placer verles discutir, pelearse y reconciliarse en pantalla. Jude Law consigue caer bastante simpático (mérito especial conmigo, que no suelo soportarle) y Downey Jr. se mete a la audiencia en el bolsillo con otro personaje tan seguro de sí mismo, socarrón e inteligente como el de Iron Man. Igualmente interesante resulta el villano, Mark Strong (RocknRolla, Stardust), que con sus pocos minutos en pantalla logra crear un interesante aura siniestra, cosa que no se puede decir de Rachel McAdams, que se queda bastante atrás de lo que se espera de su personaje.

En cuanto a la trama en sí, nos encontramos con una misterio bastante simplón (que recuerda en algunos momentos a El Secreto de la Pirámide), resultando mucho más interesante la presentación de los personajes. Pero dado el carácter de saga de esta película, es suficiente con que se nos pasen volando las dos horas largas que dura y nos deje con ganas de ver la siguiente, con la esperada aparición del archienemigo de Holmes, Moriarty, y (esta vez sí) espero que con un misterio más al nivel de la obra de Doyle.

De momento me quedo esperando la próxima.

7 comentarios:

Octif dijo...

Estoy deseando verla. Globo de Oro a Robert Downey Jr. por su personaje en Sherlock Holmes.

Carlos dijo...

Tiene que estar bien, ya que se ha llevado un globo de oro. Tendremos que esperar para verla.

Pabela dijo...

Aquí ya se estrenó y tengo inmensas ganas de verla. Es la primera crítica que leo del film asique me quedo más que contenta de este Ritchie que personalmente me gusta bastante.UN placer conocerlos.

Catalania dijo...

Tsss, muy colorida y vistosa, guión flojo, y desde luego Sherlock no era karateka, vamos que lo único que tiene de Sherlock la peli es el título. Pero estuvo muy entretenida, predecible, pero entretenida.

OD: el encabezado del blog sigue siendo exageradamente grande, no sé que resolución tendrás, pero 1024 seguro que no.

Tito Erik dijo...

Buenas, procedo a vomitar mi impresión acerca d sta cinta. En primer lugar, Guy Ritchie jamas ha debido d abandonar el stilo mafioso de sus anteriores peliculas, creo q se ha metido en un tema q le coje muy de lejos. En segundo lugar, pedir q de una vez, dejen de cargarse los grandes personajes novelisticos de la historia (ya se cargaron "La vuelta al mundo en 80 dias" con Jackie Chan, pobre Verne... y ahora a por Conan Doyle...). Pésimas actuaciones donde nadie brilla salvo x sus ausencias, tan solo el intento fallido con creces de establecer una relacion entre Holmes y Watson semejante a la de House y Dr. Wilson (mas quisiera Robertito hacer el papel de Hugh Laurie). En definitiva, una del monton q no destaca ni sorprende en nada.

Saludos

ANRAFERA dijo...

...entretenida. Buena recreación del Londres de antaño...lo pasé bien. Saludos.

Onetwothree dijo...

Pues a mi me ha gustado porque me ha entretenido todo el rato a partes iguales entre acción y deducción.

Aunque tiene sus fallos, no me gusta que nunca se tenga esa incertidumbre por saber que pasará, las averiguaciones las deja para como se han ejecutado los trucos, y que ciertamente el final del malvado sea tan triste (así que sólo dinero y miedo, eh?) pero aun con eso me parece recomendable.

Por cierto, me gustaría que llegase en DVD la versión «Guy Ritchie” de esta película ya que en cuanto a formas y estilo visual si que se le aprecia pero en cuanto a guión amigo no hay casi nada y por cierto, enamorado de la banda sonora que me hallo.

@Catalania: No era Karateka pero sabía Bartitsu y de hecho si realmente te has leido algún libro, que lo dudo, verás que éste Sherlock Holmes tiene mucho más que ver con la versión romántica que nos han vendido hasta ahora.

@Tito Erik: Pesimas actuaciones? Ya querrían muchos tener la química en pantalla que han tenido estos 2 y por cierto, House MD está basado en la novel de Doyle así que aquí nadie copia a nadie y de ser así en todo caso sería al revés ;)

Os dejo el resto de mi crítica siguiendo mi nombre :P